CHISTES DE FUNCIONARIOS

CHISTES DE FUNCIONARIOS

¡AY, los funcionarios! … ese adorado colectivo de súper hombres/súper mujeres que se encuentra un peldaño por encima en la escala evolutiva, y levanta en la sombra la economía del país a base de superpoderes como desayunos de 2 horas y vacaciones pagadas de 3 meses. Ok… quizás sea un topicazo, y no todos sean tan perezosos como algunos los pintan (¿o quizás no? 🤔😛).

Sea como fuere, los funcionarios públicos son la diana de una gran cantidad de chistes y bromas que tratan de parodiar ese estilo de vida relajado y privilegiado del que supuestamente goza este colectivo. Si quieres echarte unas risas a costa de tu médico, el maestro de tu hijo, el secretario de tu ayuntamiento, o ese «simpático» señor que te puso una multa en el departamento de tráfico, has llegado al sitio indicado.

 


Los mejores chistes de funcionarios

Esperamos que disfrutes de nuestra selección de los mejores chistes de funcionarios y trabajadores públicos.  Eso sí, si pretendes divertirte con estos chistes a costa de los funcionarios, no olvides que cada vez que te rías de esta probre gente, harás llorar a un funcionario al que despertarás de su siesta en horario de trabajo, mientras a ti aún te quedan 5 horas más de dejarte el lomo en la fábrica como un cabrón… ¿ Quíen se ríe ahora eh? ¿Eh?

Por supuesto, si eres funcionario, estamos de broma, y todos estos chistes sobre funcionarios son de cachondeo igualmente ¡esperemos que te tomes todo esto con humor! 🙂

 

EL CHISTE DEL FUNCIONARIO Y EL CONSERJE

Es preciso cubrir una plaza de conserje en una institución. Al encargado de seleccionar al candidato, le sugieren que haga un examen fácil de acuerdo con el perfil del puesto. Se le ocurre como primera pregunta que le cuenten del 1 al 10.
Llega el primer candidato y le recita:
– Uno, tres, cinco, siete, nueve, …
– Un momento, ¿cómo me dice los impares?.
– Bueno es que yo antes fui cartero comercial y ya sabe como las casas van de pares e impares pues…
– Nada, nada que entre en siguiente.
El siguiente empieza su retahíla:
– Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, …
– Pare, pare, ¿usted cuenta siempre así?.
– Es que verá yo he sido durante mucho tiempo, quien daba la salida en carreras contrarreloj y se me ha quedado este defecto.
– El siguiente, por favor.
– Un momento, antes de empezar, ¿podría decirme que trabajo tenía usted antes?.
– Yo era funcionario, le contesta el candidato.
– Bien, empiece.
– Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, sota caballo y rey.

CHISTE DEL MÉDICO Y EL FUNCIONARIO DE HACIENDA

Estaban en un restaurante una madre con su hijo.
En un descuido, el niño se mete una moneda en la boca y se atraganta.
La madre intenta hacerle escupir la moneda golpeándole la espalda, dándole palmadas en el cuello, sacudiéndolo, sin éxito.
El niño ya comienza a dar muestras de asfixia y la madre, desesperada, comienza a gritar pidiendo auxilio.
Un señor se levanta de una mesa cercana, y con pasmosa tranquilidad, sin decir palabra alguna, le baja los pantalones a la criatura, toma sus pequeños testículos, los aprieta con fuerza, y tira hacia abajo violentamente.
Automáticamente, el niño -ante el dolor irresistible- escupe la moneda, y el señor, con la misma pasmosa tranquilidad con la que se acercó, regresa a su mesa sin decir palabra.
Al rato, la señora, ya tranquilizada, se acerca para agradecerle que haya salvado la vida a su hijo, y le pregunta:
– ¿Usted es médico?
РNo se̱ora, SOY FUNCIONARIO DE HACIENDA experto en tocar los cojones hasta sacar la ̼ltima moneda.

CHISTE DEL FUNCIONARIO Y EL SEGURIDAD

Llega un hombre a la puerta del Ayuntamiento y le pregunta al de seguridad:
– ¿Perdone….. por la tarde no trabajan?
y el de seguridad le responde:
– No….. por la tarde no vienen, cuando no trabajan es por la mañana.

EL CHISTE DEL FUNCIONARIO SIN TESTÍCULOS

Lucas, después de varios años consigue aprobar las oposiciones para ser funcionario. En su primer día de trabajo, su jefe lo llama al despacho:
– Bueno señor Lucas, qué tal su primer día de trabajo; quería aclararle su horario de trabajo y su desempeño: El horario de trabajo será de 08:00 a 15:00 de lunes a viernes. ¿Algo que objetar?
– No señor ninguno, pero quería comentarle una cosa que no es importante pero quiero que sepa: es que hace uno años tuve un accidente y perdí los testículos.
-Ah!!! En ese caso vengase a trabajar de 12:30 a 13:00.
– ¿Y eso por qué señor?
– Pues porque el resto del tiempo lo que hacemos es tocarnos los huevos, y así Usted no se sentirá discriminado.

EL CHISTE DEL FUNCIONARIO Y LA LÁMPARA MÁGICA

Un funcionario público estaba manoseando el archivo muerto de su repartición en el ayuntamiento, cuando encontró una lámpara encantada, de las que tiene un genio atrapado hace dos mil años dentro. Le dio una pequeña frotada y salió el genio, vistiendo una de esas ropas ridículas.

Como en toda historia con lámpara encantada, el genio concedió tres deseos a nuestro amigo

– ¡Quiero ser hermoso y sabrosón!

Bling! El pobre pobre, que era feo que el Fari, se hizo más hermoso que el Mel Gibson.

– Ahora quiero estar en una playa elegante, rodeada de mujeres exuberantes.

Otro Bling! y el camarada, que sólo conocía las playas de Benidorm, apareció de repente en Malibu, al lado de la Pamella Anderson, en pelotas.

– Y, finalmente, no quiero tener que trabajar nunca más en mi vida!

Otro Bling! y el funcionario fue enviado de vuelta a su mesa habitual en el ayuntamiento.

CHISTE DEL FUNCIONARIO Y EL JEFE

Un funcionario está hablando con otro:
– Pues nuestro jefe es un tirano, nos hace trabajar por diez
– ¿Y cuántos sois en vuestro departamento?
– Veinticinco

 

 

 

 


A parte de Chistes de funcionarios, tenemos otros chistes para partirte de risa: